martes, 20 de enero de 2009

Volver a la realidad


Estoy de vuelta en la amarga realidad, en Tepoz conocí a unos cuates que me invitaron a su cabaña que está mas bien cerca de Amatlán, ahí me pasé varias semanas de vida estupenda, no había ni electricidad, solo tienen una plantita eléctrica para lo mas elemental. ¡La pura vida! y ahora vengo de vuelta a la ciudad y me parece mas fea que nunca, pero en fin, ni modo, tenía que regresar porque parece que ya tengo trabajo, eso es bueno y es malo, es bueno porque ya voy a tener dinero, es malo porque no es el trabajo de mis sueños, pero no es tan malo porque no tendré que estar en una oficina con horarios establecidos.

3 comentarios:

Xhabyra dijo...

Felicidades por el trabajo, velo como un escalon para llegar a donde quieres.

Y en efecto la vida fuera de la ciudad puede resultar adictiva

**Lucerita-Asíntota** dijo...

Congratulaciones por tu nuevo trabajo n.n

Lilo dijo...

chido por lo de tu nuevo trabajo...

pero esa experiencia de Tepoz alejado de la civilizacion urbana ... la envidio x.x¡¡

Un abrazo Amargoso y pegajoso¡

 
Blogalaxia