viernes, 4 de junio de 2010

Viajero


Cuando empiezas a viaja ya no hay quién te pare, el cuerpo se acostumbra a ser nómada
y si estás demasiado tiempo en un solo lugar te empiezas a sentir impaciente por reanudar el viaje. Pasé una buena temporada el Lima, sobre todo porque tenía un buen trabajo y la gente es muy chida, pero luego me moví, siempre en Perú, y trabajé pequeñas temporadas en otras ciudades, me fui un ratito a Ecuador pero no conseguí trabajo y me regresé a Perú. Ahora si quiero continuar el viaje y creo que me internaré en Colombia, ya tengo mi mochila preparada y viajaré en autobus un rato y luego, si se puede, de aventón. Ya les contaré, por ahora me despido de mis amigos de Lima, de Juanita, de Arturo, de Chilita y su hija Male y sobretodo de mi buen Gato Negro que ha sido como un hermano en todo este tiempo pasado en Perú. Lo malo es que mi equipaje ha crecido, me han regalado muchas cosas y ahora la mochila es insuficiente, creo que enviaré un paquete con cosas a México porque no podré con tanto peso.

2 comentarios:

Ro dijo...

Ya me imagino tener que viajar cargando la vida de varios meses...
Sí, lo mejor es que aligeres el equipaje ¡Suerte!

**Lucerita-Asíntota** dijo...

yeiii! que buena onda volver a saber que sigues vivo!

Saludos!

 
Blogalaxia